El asesinato de Adrián Duque sigue impune un año después

(Texto y fotografías: Prensa Codhez) Hace un año, Adrián José Duque Bravo manifestaba en los alrededores de Tostadas El Matapalo, frente a las Torres El Saladillo, ubicada en la avenida Padilla, cuando fue abatido en medio de una confrontación con la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), que reprimía la protesta en la zona.

El contador público de 24 años, egresado de la Universidad José Gregorio Hernández, resultó herido tras ser impactado por una bala en el intercostal izquierdo. El “Capitán América”, como le decían sus más allegados, acostumbraba a llevar consigo un escudo con los colores alusivos al héroe de Marvel, que ese día fue insuficiente para defenderlo. Ingresó sin signos vitales al Hospital Chiquinquirá.

De acuerdo a la información suministrada por el  mayor general (Ej.) Tito Urbano Meleán, jefe de la  Región Estratégica de Defensa Integral (Redi) en el Occidente, el joven murió por el impacto de una metra disparada con un chopo, arma de fabricación casera. Gervasio Vera, jefe del Cicpc-Zulia para entonces, explicó que al realizar la autopsia se logró sustraer de la región abdominal izquierda una esfera de vidrio.

A un año de su muerte, todavía no han sido castigado los responsables de su asesinato. Sus padres, Henry Duque y Yumaira Bravo, exigen justicia y prisión para el culpable del crimen. “No pueden devolvernos a nuestro hijo, pero que metan presa a la persona que lo mató. Asesinaron a una persona, no a un animal, merece justicia”, expresaron.

Testigos señalaron como supuestos responsables a funcionarios de la GNB que dispersaban la manifestación en el lugar de los hechos. “Adrián se protegía con un escudo y durante un descuido, volteó y recibió el impacto en la parte izquierda del abdomen. Cayó de una vez”, aseguraron quienes acompañaban a Duque ese fatídico día.

Las investigaciones por la muerte de Adrián Duque continúan sin que se hayan establecido  los responsables. El joven de 24 años era el único hijo varón de la familia Duque Bravo. “Visitamos cada mes su tumba, no nos olvidamos de él. Una persona muere de verdad cuando se olvida y nosotros no lo olvidamos”, señaló Henry Duque.  

La Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez), de conformidad con su misión de protección y defensa de los derechos humanos en la región zuliana, ha realizado un acompañamiento a los familiares del joven Adrián Duque durante el proceso judicial con el propósito de lograr justicia. A un año de su deceso,  Codhez permanece atenta a la actuación desempeñada por la Fiscalía 45ª de Derechos Fundamentales del Ministerio Público para la resolución del caso. En tal sentido, se exhorta al Ministerio Público a realizar las investigaciones necesarias para determinar las responsabilidades a las que haya lugar.

Compartir en

Deja un comentario